fbpx

Caída de cabello y cómo tratarla

Dependiendo de la causa de la caída del cabello, así será la solución.
Caída de cabello

La caída de cabello es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, nos enfocaremos únicamente en cómo tratarla en mujeres, porque para nosotras la salud de nuestro cabello nos da confianza y aumenta nuestra autoestima.

Causas de la caída de cabello

Cuando tenemos este problema, lo primero que debemos hacer es encontrar la causa de la caída de cabello, de esto dependerá el tratamiento a seguir. Recuerda, NO hay una solución mágica que nos funcione a todas.  Dependiendo de la causa, así será la solución.
1. Estrés
Es la causa número 1 en la actualidad.  El estrés altera nuestro metabolismo lo que repercute en la salud de los folículos pilosos, disminuyendo su irrigación y por consecuencia, su nutrición y oxigenación, por lo que el folículo se debilita y cae.
En este caso la solución es «calmarse», suena fácil pero la ajetreada vida moderna interfiere con ello.  Sin embargo, por la salud de tu cabello, es mejor que busques la manera de relajarte, dormir lo suficiente, consentirte un poco aplicando nuestro Tónico Capilar o un aceite vegetal como ricino, zapuyul o jojoba y dándole masajes a tu cuero cabelludo.


2.Deficiencias nutricionales
El cabello necesita nutrientes específicos como Biotina, Zinc, Selenio, Azufre y colágeno. La deficiencia de estos nutrientes puede estar asociado también al estrés. ¿Estarás de acuerdo que muchas veces nos saltamos las comidas o consumimos demasiada comida chatarra por falta de tiempo? Así que, es hora de mejorar tu alimentación. 

Puedes consumir suplementos vitamínicos y colágeno hidrolizado, palabra clave CONSUMIR, NO FUNCIONA que los apliques en un shampoo, acondicionador, mascarilla u otro tratamiento, que no te engañen!
Ayuda el uso del Tónico Capilar o de un aceite vegetal, mencionados en el punto anterior, sin embargo, sino mejoras tu alimentación no funcionará, porque de nada servirá estimular el folículo piloso sino tiene los materiales (nutrientes) necesarios para producir el cabello.

3. Lactancia
Durante la lactancia, la prioridad es la nutrición del bebé, así estamos diseñadas. Por lo que si no consumimos los nutrientes necesarios, nuestro cabello, uñas y dientes se verán afectados. Además, venimos de una etapa (embarazo) donde hubo un aumento importante de ciertas hormonas y durante la lactancia regresan a sus niveles normales, por lo que este cambio también afecta nuestro cabello provocando su caída.
En este caso, debemos asegurarnos que nuestra nutrición incluya los nutrientes mencionados anteriormente y que los folículos pilosos estén activos y listos para regenerar el cabello que se caiga.  El tónico capilar cumplirá la función de estimular los folículos pilosos.


4. Causas externas
Procedimientos como tintes, alisados, decolorado, o permanentes,  no sólo ejercen una acción física dañina sobre el folículo y la hebra capilar, sino que también usan químicos dañinos para nuestro cabello. Pero este daño, regularmente es encubierto por otros productos llenos de siliconas, observa que la palabra clave acá es «encubierto», aunque salgamos del salón de belleza luciendo un bonito cabello en realidad está muyyy dañado.
¿Y si no te realizas ninguno de esos procedimientos y aún así sufres de pérdida de cabello? Regularmente usamos productos agresivos como shampoos, acondicionadores y mascarillas que pueden dañar y debilitar el folículo piloso provocando su caída. Nuevamente el daño es encubierto por las siliconas.
Además el uso constante de la secadora o del agua caliente para el lavado de nuestro cabello, también lo debilitan.
En este caso, la solución es usar Champús, acondicionador, tintes u otros tratamientos que sean 100 % naturales (en otro artículo, vamos a profundizar en el tema), usar agua fría para enjuagar el cabello, evitar al máximo los procesos químicos.

Ama tu cabello tal cual es, si es liso, si es ondulado, si es oscuro o si es claro!!
5. Cambios hormonales
Cuando has evaluado que la caída de cabello no se debe a estrés, ni a deficiencias nutricionales, ni a lactancia, ni a daños físicos y eres menor de 40 años, es muy importante que  consideres problemas hormonales. Algunos indicios pueden ser: menstruación dolorosa e irregular, problemas de acné, aumento o pérdida de peso inexplicables, infertilidad, por mencionar algunos. 

En este caso, es sumamente importante que consultes a un médico especializado que evalúe tus niveles hormonales, ya que no habrá suplemento, tónico, aceite, champú que evite la caída de cabello, si primero no se trata el desequilibrio hormonal. No malgastes tu dinero!


6. Cambios hormonales «normales»
A partir de los 40 años, se inician una serie de cambios normales en nuestro cuerpo influenciados por las hormonas. Estaremos entrando en la pre-menopausia, las hormonas femeninas empiezan a disminuir y las hormonas masculinas aumentan. Y sí, nosotras también tenemos hormonas masculinas.
Entonces el cabello, se hace más fino, ya no crece como antes, pierde brillo, todo debido a la disminución de los estrógenos, hasta acá son cambios normales. Los niveles de testosterona empiezan a aumentar. Por alguna razón, que no he logrado identificar, también aumenta la producción de una enzima que convierte la testosterona en Dihidrotestosterona, que es una molécula que ataca y mata los folículos pilosos.
En este caso, además  de los cuidados mencionados en los puntos anteriores, es importante inhibir la producción de la Dihidrotestosterona, siendo la alternativa natural el extracto de Saw Palmetto (debe ser estandarizado a 320 mg con 85-95% de ácidos grasos y esteroles).
Espero que con este breve artículo haber aclarado algunas dudas y evitado que malgastes tu dinero.  En conclusión, la caída de cabello se trata por dentro y por fuera, un producto cosmético no funcionará por sí sólo sino se trata la causa.

Compartir

Recibe información de interés, promociones y novedades de Rosa Mutzus.

Otros artículos

recibe nuestra infografía "guía de compra cosmética natural"

Abrir chat